SEO: ¿cómo hacer artículos más virales?

SEO y artículos virales

El SEO puede ser un gran aliado para el mercadeo en Red y es que gracias a él podemos conseguir que los artículos compartidos en nuestro blog tengan mucha más difusión, de modo que el nombre de nuestra empresa pueda llegar a una cantidad mayor de personas. Para conseguir este objetivo podemos aplicar los siguientes consejos:

Escribir sobre temas de actualidad

Una de las grandes ventajas de Internet es que nos permite estar al corriente de los últimos acontecimientos. Aunque en principio no tiene que ver directamente con el SEO, no está de más destacar que escribiendo sobre los últimos acontecimientos del sector de la empresa en cuestión, podemos atraer más lectores hacia nuestro blog y a más lectores mayor probabilidad de que el artículo sea difundido si resulta de interés.

La importancia del título

Lo primero que van a ver los lectores de nuestro artículo es el título y en él van a basar su decisión de leerlo o no. A la hora de poner el título a un artículo no sólo debemos usar algo llamativo que llame la atención, también debemos seguir otras directrices como no usar títulos ni demasiado largos ni demasiados cortos y por supuesto, siempre debe haber relación entre el título y el contenido del artículo.

Buena elección de las  palabras clave

Las palabras clave nos ayudan a posicionar el artículo, pero para conseguir un buen SEO es importante saber hacer un uso moderado de las mismas. Tan mala es la falta de palabras clave como el exceso de las mismas. Debemos omitir conductas tan frecuentes como incluir una y otra vez la palabra clave que queremos posicionar, incluso en frases en las que no tiene demasiado sentido incluirla. Esto no sólo empeora el posicionamiento sino que además resulta desagradable para los lectores y no se consigue la viralidad buscada.

Cuidar la calidad

El artículo puede tener un título que lo haga atractivo y estar bien escrito desde el punto de vista del SEO. Sin embargo, no conseguiremos viralidad si el contenido no es de calidad. En este punto es importante remarcar la necesidad de revisar tanto la gramática como la ortografía, así como elaborar un texto bien estructurado, documentado y de fácil lectura.